Humedal de El Guardia

El humedal se localiza en un entorno de cultivos de secano y con un relieve positivo artificial (antiguo vertedero sellado), que forma parte del Campo de Tiro Municipal en la actualidad.

Con el uso agrícola de la zona, se han modificado las condiciones del humedal que, en algunos años de elevada pluviometría, generan zonas encharcadas que tienen un valor ambiental por servir de refugio a la fauna.

El Guardia se localiza en la zona suroccidental del término municipal, a unos 2,5 kilómetros del casco urbano y muy próximo al campo de tiro. La  altitud media de la zona es de 610 metros y la topografía es plana, con ligeras vaguadas que favorecen la recogida de aguas pluviales.

Plano-humedal

La llanura cerealista es la unidad más ampliamente representada en el entorno de Pinto, ocupando la práctica totalidad del término municipal, con apenas con algún ejemplar arbóreo testimonial, a excepción de los olivos, así como aquellas zonas en barbecho y pequeñas manchas entremezcladas de erial. Este mismo patrón se reproduce en la zona.

La comunidad faunística potencial en este tipo de zonas abiertas son las aves esteparias y los aguiluchos. Podemos encontrar ejemplares de alcaraván, aguilucho pálido, aguilucho cenizo que emplea áreas como cazadero y el cernícalo primilla.

Este tipo de hábitat es también utilizado, como zona de alimentación, por otras especies granívoras y omnívoras de biotopos vecinos. Entre éstas especies, se encuentran la urraca y la paloma torcaz, el zorro común y algunas de importante valor cinegético como la perdiz roja y la codorniz. Entre los mamíferos más frecuentes en la zona se encuentran el conejo y la liebre. Entre estas especies, podemos encontrarnos aquellas propias de zonas urbanas que las frecuentan por cercanía, como el gorrión común, gorrión molinero, vencejo común, avión común, verdecillo, paloma, golondrina, estornino negro, lavandera blanca, urraca común y el mirlo común entre otros.

Las zonas húmedas en esta zona de Pinto ha ido disminuyendo a lo largo de los años.

Los motivos de dicha disminución se pueden deber a causas antrópicas como los cultivos de secano y regadío que modifican la topografía del terreno, la extracción de aguas subterráneas para el riego de cultivos de regadío, que los hubo en Pinto. Pero también puede haber causas naturales como la variación climática de la meseta, dando años húmedos y otros secos, lo que repercute en la alimentación directa de los acuíferos presentes y su posible afloramiento en la superficie.

Humedal-El-Guardia

Recientemente se ha elaborado un informe para conocer la potencialidad del emplazamiento de cara a generar un humedal “natural” con un valor ambiental y unas posibilidades que puedan ser disfrutadas por los ciudadanos.

El informe propone realizar una intervención que responda al humedal histórico, con una morfología diferente y con refugios reales para fauna. Además, se debe asumir la evolución estacional de dicho humedal y que en verano pueda estar casi seco. Sin embargo, el enorme espacio disponible y la cercanía del campo de tiro (restauración y parking), abre posibilidades interesantes para uso y disfrute de la población (generación de humedal estacional con puntos de observación de fauna, creación de arboreto de especies autóctonas de clima mediterráneo, creación de espacio dedicado a la agricultura tradicional, costumbres etnográficas, ganadería, caza, etc. ..)

Fuente: Informe Agenda 21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s