Sergio Ruiz Rodríguez. Pinto. 24 Horas Individuales

‘Mi corazón y mi fuerza espiritual llevarán mis piernas, cuando ya no pueda más’

‘Un kilo de comida por cada kilómetro para familias necesitadas de la zona’

‘Lo mejor de correr –me dice Sergio– es la libertad que me produce, al estilo <William Wallace>. Me proporciona esos momentos de soledad que a veces necesitamos todos. Su vertiente negativa son los madrugones que me tengo que pegar para entrenar –a las 4:00 horas–  y la frustración que me produce en ocasiones no poder correr alguna carrera para la que me había preparado, debido a alguna lesión’.

MAKI7

Es una especie de Leónidas I de Esparta, barbudo y que encajaría perfectamente por su complexión en el arquetipo del espartano de la batalla del Paso de Las Termópilas. Es alto y suele pesar sobre 70 kg. habitualmente. Dice que comenzó a correr cuando tuvo que enfrentarse a esa disciplina para superar una oposición. Ahora lleva haciéndolo ‘en serio’ 4 años, aunque ya desde hace unos trece lo venía practicando de forma esporádica. Su especialidad es el ultrafondo y los trails de larga distancia.  Hace entrenamientos aeróbicos ‘tranquilos’, con  alguna escapada a la sierra cuando tiene tiempo,

Como trabaja a turnos sus horarios de entrenamiento son dispares. Lo mismo puede correr a las 5 de la mañana  –antes de entrar a trabajar–, que por la tarde o media mañana. Los fines de semana madruga bastante para poder estar pronto en casa con la familia: con la mujer y los hijos, que para él son ‘lo más importante del mundo; me gusta despertarlos y pasar con ellos el mayor tiempo que puedo, en esos días en que me quedo en casa—‘.

Para Sergio correr es sinónimo de libertad y de Naturaleza. ‘También me motiva para emprender los retos de la vida’, dice. Siempre que puede intenta evitar el asfalto  —‘yo y el camino’–, aunque también disfruta trotando en compañía de los amigos. ‘Cada momento tiene su encanto: alegría, tristeza, esfuerzo – asegura– , pero hay algo siempre inigualable: la sensación indescriptible de estar en contacto con la vida, con los montes, los árboles, los ríos y las montañas. Cuando subo noto como mis piernas sufren, como <vuelan> cuesta abajo y una buena canción me hace darlo todo, como se suele decir <a boca sangre>…’. Aunque tampoco es un angelito desamparado de los caminos: tiene ‘abogado’, quiero decir entrenador. Se trata de  Juan, un amigo. Él es quien le asesora y entre los dos existe un excelente ‘feedback’. Además, ‘tengo una pulsera de ultra puesta siempre, que es la que en ocasiones, con solo mirarla, me hace resurgir de las cenizas…’

SERGIO RUIZ RODRIGUEZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s