PintoNatura 2000

Natura 2000 es una red ecológica europea de áreas de conservación de la biodiversidad. Consta de Zonas Especiales de Conservación (ZEC) establecidas de acuerdo con la Directiva Hábitat y de Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) designadas en virtud de la Directiva Aves.

zonificacion-recursos-naturales

Su finalidad es asegurar la supervivencia a largo plazo de las especies y los tipos de hábitat en Europa, contribuyendo a detener la pérdida de biodiversidad. Es el principal instrumento para la conservación de la naturaleza en la Unión Europea.

Casi la totalidad del área Nordeste de Pinto se encuentra comprendido en zona ZEPA.

La gran mayoría de los ciudadanos manifestamos nuestra preocupación por la pérdida de biodiversidad, pero desconocemos qué es la Red Natura 2000, con toda seguridad una de las mejores herramientas de que disponemos para conseguir ese objetivo.

zona-red-natura-2000

Desde la Comisión Europea se reconocen carencias en la comunicación sobre las oportunidades que ofrece la Red Natura 2000, y están decididos a incrementar la inversión. En España se ha oficializado el día 21 de mayo como Día Europeo de la Red Natura 2000.

Sin embargo, hay que invertir en pedagogía acerca de las oportunidades para el desarrollo socioeconómico que ofrece la Red, y para ello se hace necesario la implicación de los habitantes que viven o tienen sus negocios en estos territorios; que sientan la Red como su patrimonio, como algo que fomenta su desarrollo y condición de vida y se lo cuenten a los demás.

Accede al video de RTVE “¿Qué es la Red Natura 2000?”

logo_rednatura1-21

El Ayuntamiento de Pinto y Ecologistas en Acción de Pinto han firmado, en diciembre de 2016, un acuerdo de colaboración para la construcción de bebederos y aguardos para el estudio de las aves. El proyecto se llevará a cabo en parcelas rústicas de propiedad municipal y estará listo para su aprovechamiento en 2018.

Más información

La naturaleza tiene un valor en sí misma, pero tiene también un valor instrumental del que deben beneficiarse las personas que la habitan, quienes por otra parte sufren también las restricciones que la conservación implica.