Parque Juan Carlos I

Tenemos uno de los parques municipales más completos de nuestra Comunidad en lo que a actividades se refiere. El parque abrió sus puertas en 1997 y fue inaugurado oficialmente por SM el Rey Juan Carlos I y la Reina Sofía al año siguiente. Ocupa una extensión de 55 hectáreas y dispone de espacios tales como: un lago donde poder practicar Wakeboarding; varias áreas de juegos infantiles, circuito de Educación Vial, recinto ferial, auditorio al aire libre donde se celebran conciertos,  polideportivo cubierto Príncipes de Asturias, área de esparcimiento canina, amplia zona deportiva, carril bici, un aviario con pavos reales, un centro hípico,  el Parque Arqueológico Gonzalo Arteaga (Arqueopinto); además de restaurantes y terrazas. Todo ello en un entorno natural envidiable.

Una señorial puerta de arcos da entrada al recinto que conduce a un ancho paseo dividido por una acequia y flanqueado por jardines con árboles de diferentes especies.

El área deportiva al aire libre la componen pistas de tenis, campos de fútbol, rocódromo, zona para patines y tablas…

Existe un itinerario botánico con diferentes especies de árboles y arbustos acompañados de sus fichas botánicas con información sobre cada uno de ellos.

El parque dispone de dos zonas diferenciadas, una urbanizada y ajardinada con paseos y otra con caminos sin asfaltar y más agreste en la que nos encontraremos con parte del olivar que ocupaba esta zona y que se encuentra en proceso de regeneración.

Dentro del parque también se encuentra Arqueopinto , el único parque cultural de la Comunidad de Madrid dedicado a la prehistoria que ofrece talleres, visitas para familias los fines de semana, celebración de cumpleaños y campamentos.

“La Puerta de la Paz” es una obra realizada en acero cortén. Está compuesta por una gran puerta que simboliza la libertad y acogida, tiene 7 metros de altura y 3 metros y medio de ancho. En su parte superior, porta un elemento escultórico que simboliza una planta germinando, a modo de renacimiento y esperanza. Fue proyectada en memoria de las víctimas del atentado de la estación de Atocha en 2004.